Versos del amor al alba

Poema de Hernán Gracian

Tú y yo llegamos tarde

tarde a mitad de ambas noches

tarde para dormir.

 

Hicimos un lecho eterno

con la luna en nuestra mente

y el amanecer a la vuelta.

 

Como niños, creímos luego

en la falsa eternidad del tiempo

tiempo de dichas, tiempo de anhelos.

 

De nuevo parece tarde

comienza a clarear tu cielo

cierro los ojos y apuro el sueño.

 

Me dormí, amor, y en eso

pude verte aunque ya no estabas

te ibas rauda, vestida de mañanas.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s